jueves, marzo 08, 2007

DOCTOR , ¿CANTA EL MACHO?


Buenos dias amigos.
Como en este blog ya dije que habría de todo... y ya he publicado dos historias de miedo... ahora toca un poquito de humor.
En Extremadura , hay mucha aficióm a la caza. Hay cotos , hay perros , Toda una cultura alrededor del arte cinegético.
Como ya os he comentado en otro relato , mi padre era médico rural de un pueblo extremeño.
Alli llegó él con su carrera recien terminada y su mujer
Despues de atender a un señor y de haber sanado este ,el paciente quería agradecer a mi padre la salud devuelta y he aqui lo que aconteció
El señor ( vamos a llamarle Agapito) era cazador de perdices, codornices y otras aves, y tenía en su casa , como buen cazador un macho de perdiz que era el que ,enjaulado, llevaban al campo donde iban a cazar para que el ave , con su cántico atrajera a las perdices y fueran cazadas.
Pues bien estos " machos" llegaban a ser carísimos y se mimaban mucho.
Agapito quiso desprenderse de su más preciado don y le regaló su "Macho" a mi padre, como agradecimiento.
Mi madre , mujer de capital. quedó primero extrañada, y despues decepcionada por el regalo. ¿ para que querian un solo pájaro?.
Asi que, el domingo para festejar , hizo un arroz y... alli fué a parar el " macho".

Dias más tarde..... volvió Agapito a la consulta y le pregunto a mi padre
.-Doctor, ¿ qué tal el macho,¿ canta?
Mi padre le miró inocente y soltó
¿El perdigon? ¡¡¡muy rico en el arroz!!!!
Ay amigos mios ¿podreis imaginar por un momento la cara de ese buen Agapito?
pasó del blanco al cerúleo apoplejetico ¡¡¡Su preciado macho!!!!

Historias de estas de desencuentros y encuentros hay en todos los hogares,
Y de meteduras de pata también ¿ verdad amigos?

Espero que os haya gustado el relato y haya puesto una sonrisilla en vuestras caras.

os mando un besooooo

ah y espero vuestros comentarios por favor!!!

4 comentarios:

David dijo...

Jejejeje...mira que he escuchado veces esa historia y no deja de divertirme. La verdad es que los abuelos, los pobres, lo hicieron con su mejor intención...además...qué narices iba a saber ellos de canto del pichón??!!! En fin...jeje. Que te quiero mucho, madre!!
Besos

Loritox dijo...

Sí que me he reído, sí... ¡Vaya regalito!, ja, ja.

Anónimo dijo...

LIBRA

Jejeje... si que es bonita y divertida. Me imagino la cara de Agapito y la de tu padre que apuro. Lo que pasa que tu madre ha sido práctica!!!. Dijo ...uy !!que arroz más rico!! voy hacer con este pichón. Jejeje

La verdad,creo recordar cuando era pequeña, que a los médicos ó alguien que te hacía un favor era costumbre regalar gallinas,huevos,si había matanza de cerdo,chorizos, jamón,cosas de la huerta etc. Te arreglaban una comida jejeje ....
En fin, cosas de aquellos años !!!

teresa dijo...

uffffffff, tu madre no se lo pensó dos veces... aleeeeeee arroz con el pobre perdigón....

jajajaj