martes, mayo 15, 2007

EL ARROZ DE POSKITO

Mi amiga poskito me dejo unas ganas de hacerlo tremendas.
Hoy hice yo el arroz y , como bien dice ella... esta para chuparse los dedos y todo. ¡Que rico!!!!!
las receta.... en su blog y la direccion del blog justo a las derecha ok?
besossssssssssssss

4 comentarios:

Loritox dijo...

Fedri, estás poniendo unas recetas de lo más apetecibles últimamente... Tomo ideas para algún momento futuro (muchas de las cosas no puedo hacerlas ahora: falta de ingredientes, dieta...).
Por cierto, puse en mi página la historia "Canta el macho" para celebrar las 1000 primeras visitas. A ver si echas un ojo. Besos.

Anónimo dijo...

Menos mal que he podido entra.
Me encanta tu blog. Es muy divertido, de verdad, y muy variado.
Como tu, tan versatil...

Enhorabuena, y ADELANTE

BESAZOS

Raqui

Anónimo dijo...

Mira en una ocasión yo queria que los niños se cortaran el pelo, y hbia pedido hora en la peluqueria. Como yo queria tambien hacer la compra en e mercado, que estaba cerquita, les dije a los niños que se fueran ya para la pelu, para coger sitio. Yo mientras tanto tranquila en casa arreglandome. Pues bien, cuando bajo a la calle, mis hijos estaban sentados en el portal esperándome. Claro, se les habia paado la vez.
Voy con ellos a la peluqueria y se lo cuento al peluquero, y le digo, por favor que yo trabajo y por la semana no puedo. Y me dice el pequeño, como que trabajas? Y yo, pero hijo, yo no trabajo?, y todo el mundo mirándome. Y él, no. Yo no sabia donde meterme.Y le digo, pero Pablo, mamá no trabaja todos los días?, y me dice, si, pero hoy no.
Ufff. que mal rato pase. Quería matarlo. Todos los hombres se morian de risa.
Estos chicos....

Raqui

Anónimo dijo...

Otra perlita:
Tendrían los niños 3 y 4 añitos
Estabamos mirando una casa de aldea en Asturias para las vacaciones. En aquella época en las casas de los pueblos no había tanta limpieza....
bueno, pues cuando ya estabamos casi poniéndonos de acuerdo con la señora, mi Pablo (como no podía ser otro...) comienza a llorar, y le digo: pero hijo, que te pasa, y me contesta.
Yo no quiero esta casa, que está susiaaaaa.

Casi me muero de la vergüenza...

Raqui