lunes, noviembre 23, 2009

LUCAS Y LA PLAYA

Lucas ya tenía un año. Estaba muy contento porque había empezado a andar…Ya era un hombre , casi llegaba al borde de la mesa.
Aun no conocía el mar a pesar de que tenia la playa cerquita.
Aquella mañana se levantó muy contento
Le pusieron un gorro y le dieron el cubito y la pala.
Y allá que se fueron todos –
Lucas estaba emocionado-
Llegaron a la playa y lo primero que vio Lucas fue mucha arena, un manto enorme de arena que desde la altura de los ojos de Lucas se veía interminable.
A Lucas no le gustaba la arena, la arena se le metía entre los deditos y le hacia cosquillas, además no le dejaba andar.
Lucas se empezó a preocupar, la playa no era tan divertida y el mar no se veía por ningún sitio
Empezó a llenar el cubito de arena pero se aburrió mucho
Entonces su papa le dijo
Lucas, vamos a bañarnos.- y le cogió para llevarle hasta el mar.
Que grande era el mar
Y eso blanquito.. eran la olas
Que altas eran le daban mucho miedo el no quería bañarse

Se puso a llorar, y a llorar, hasta que su papa y su mama le volvieron a dejar en la arena.
Entonces se le ocurrió una idea a su papá, si Lucas no quería ir hasta el mar, se lo traerían,
Su papa se puso a cavar y cavar. Lucas miraba sin saber que hacía cuando de repente…. un poquito de agua empezó a asomar entre los granitos de arena y empezó a llenar el hueco formando una balsa donde Lucas se metió y chapoteó.
Cuando ya al atardecer se despidieron de la playa, Lucas dijo adiós al mar y le prometió volver, cuando fuera más mayor