sábado, octubre 20, 2012

GALLETA MARIA


                                                         GALLETA MARIA

 

 

 

 

¡No podía creer lo que le estaba pasando!.

-Volvió a mirarse en el espejo, dio una vuelta, se acercó todo lo que pudo para observarse. Si decididamente allí estaba

María, volvió a contemplarse.

Lo que le devolvió el espejo era más o menos lo que había estado viendo desde que tenía uso de razón; una cara redondita, unos ojos grandes y soñadores, una nariz normal, ni corta ni larga y una boca bien dibujada. ¿Entonces qué era lo que la había sorprendido?

Allí, en la zona que había entre la nariz y la boca se apreciaba un cambio en el color de la piel, la piel no era piel, María se estaba convirtiendo en otra cosa

Sacó la lengua y se relamió la zona que estaba debajo justo de su nariz

El olor a galleta recién hecha llegó intensamente, olía a su preferida, la galleta dorada

Fue viendo como poco a poco la zona de galleta iba haciéndose más y más grande.

Cuando fue a ducharse y miro a ver si el agua que salía del grifo estaba calentita, tuvo que retirar rápidamente el brazo ya que al salpicarse la piel-galleta había empezado a  reblandecerse.

¡Que situación tan insólita!

Se fijaría a ver si había más gente como ella

Cuando caminó por la calle muy despacio, fijándose en los demás,  notó que los perros del vecindario la seguían, moviendo los rabos frenéticamente

¡Me han olido!.-pensó ¿Qué voy a hacer?.

Avanzó todo lo deprisa que pudo y logró entrar en la clase sin recibir ningún bocado de sus perseguidores.

Miró a sus compañeros. Ninguno había sufrido la metamorfosis, y además no parecían darle importancia al aspecto de María.

No se habrán dado cuenta,.- pensó

¡Qué raro .Si ellos no me ven como galleta serán figuraciones mías, pero si no es así…¿Cómo es que me ven normal?

Siguió las clases normalmente

,Una nueva duda apareció en  su mente conforme iba acercándose la hora de comer.

Se había fijado en un espejo del cuarto de baño y había visto que la zona de galleta había ido extendiéndose rápidamente ahora toda la cara era de una pasta de galleta y olia muy bien

 ¿Como comería? Eso, claro, en caso que pudiera comer algo.

Repasó mentalmente las cosas que no podría comer, ya que desharían su interior de galleta. Nada de sopas, batidos ni cosa alguna que fuera húmeda, tampoco  nada duro que pudiera hacer trozos su delicada piel. Después de unos minutos se dio cuenta que no podría ni comer, ni beber.

Si pudiera saber porqué me ha ocurrido esto….- pensó muy deprimida

Repasó todo lo que había hecho el día anterior, en alguna parte tenia que estar la causa No encontró ninguna pista

Quizás, s i fuera a la fábrica de galletas podrían decirle algo

Armándose de valor fue a la fábrica.

Una vez allí, noto que los empleados la miraban.¡¡Se han dado cuenta!! A ver que me dicen.

María se acerco a Montse una amiga de su madre que venia a veces a merendar a su casa

Hola Montse.- saludó

¿Te conozco? .- contesto Montse.

¡¡Claro que si!! Soy maría la hija de Remedios

¡No es cierto, eres una galleta parlanchina.- dijo Montse. Te voy a coger para meterte en la caja especial de Galletas del Mundo que estamos preparando para las fiestas de Navidad.- Ven aquí galletita

María salio a la calle y  se puso a correr todo lo que podía con sus pies de galleta

Como era   un mes invernal pronto empezó a caer una fina y persistente lluvia calabobos.

María notaba como poco a poco iba ablandándose

¡Tengo que conseguir llegar a casa! Allí estaré segura

Después de perder las orejas y parte de la nariz derretidas por el agua, llegó a su casa

Cerró la puerta de un golpe y suspiro aliviada.

 Ufff... de buena me he librado! Pensó

Pero poco le duro el alivio allí mirándola con sus ojillo estaba su perrito Negri que se lanzó a lamerla

¡Ahhhhhhhhhhh  gritó María.

¿Cómo habré llegado a ser una galleta?.Esto es un misterio ¿Como  podría deshacer  aquello que fuera lo que fuera le había sucedido.?

Pensando pensando recordó .-Fue después de la visita que hicimos a la fabrica .

Recuerdo que nos ofrecieron a todos galletas especiales de Navidad.

Tengo que descubrir que paso allí.

 

Se armó de valor y se vistió bien procurando que las zonas que ya eran de galletas estuvieran bien tapadas.

Se acerco a la fábrica despacio y vio una ventanita. Se acerco y oyó unas voces dentro.

Te digo , que ha funcionado!!! .- decía la voz  que María reconoció como la del director de la fabrica.- He visto como se producía la transformación en varios niños.

Pero… pero no podemos hacer eso!!!! Son niños!

Pero ganaremos mucho dinero, así. Además  los niños nunca sabrán que hacer para volver al revés el hechizo y que nos afecte a nosotros en vez de a ellos.

 Jajajajajaj con lo fácil que es. Solo tendrían que ir a la despensa y tomar algo muy frío. Eso haría que la galleta se endureciera y se fuera  cayendo poco a poco dejando la piel humana al descubierto entonces, según el libro de recetas y hechizos de mi tatarabuelo la formula pasaría a transformarnos a nosotros directamente en galletas pero tendrían que hacerlo antes de la medianoche de mañana si no seria irreversible y podremos venderlos como galletas de navidad.

María quedo horrorizada.

Se retiro poco a poco de la ventana sin hacer ruido y marcho rápidamente a su casa para comer helado mucho helado.

Dijeron que tenia que comer algo frío , muy frío.-pensó. Voy a mirar a ver como funciona.

En efecto poco a poco, la zona de galleta de su cara empezó a endurecerse y poco a poco se hizo polvillo dorado y fue cayendo  al suelo, dejando ver la carne rosada de María.-

 María pensó en los otros niños afectados como haria para levantar el hechizo antes de la media noche del dia siguiente?

Ya se.!.

Al día siguiente un cartel enorme se coloco en el centro del colegio .Se podía ver desde todos sitios. El cartel decía.

GRAN CONCURSO DE COMEDORES DE HELADOS.

SE PUEDEN COMER TODOS LOS QUE QUIERAS

DE TODOS LOS GUSTOS.

PASAD A LA HELADERIA DE LA ESQUINA.

ESTAIS TODOS INVITADOS.

Los niños hicieron cola para comer helados, la cola era enorme y daba vuelta a la calle.

Poco a poco los niños afectados fueron quedando libre del hechizo, y muy contentos con sus helados.

Mientras tanto en la fabrica de galletas un director y varios ayudantes se iban convirtiendo rápidamente en deliciosas galletas de sabores que fueron empaquetadas y mandadas para felicitar las navidades a todos los niños amantes de las galletas