sábado, junio 12, 2010

RESURECCIÓN

Hace ya tiempo que aquí nadie cree en los milagros pero sin saber como se había producido uno

.

Después de un invierno oscuro y frío donde casi se sintió morir de soledad una mañana sonó el teléfono, y, al contestar, comprendió que no era la voz con acento extranjero que ofrecía tal o cual ventaja si te cambiabas de compañía telefónica que la despertaba siempre, sino la voz grave que tan bien conocía y había intentado olvidar para no sufrir

Solo una simple llamada había logrado resucitarla

Y así con la certeza de ser recordada y amada, volvió, como Lázaro, a sonreír

4 comentarios:

emilio dijo...

Guau... me quedo con éste.
Suerte amiga. Todos buenos pero este lo veo de concurso.

Un abrazo.

Marian Quirós dijo...

Fedri yo opino como Emilio ..este segro que concursa muy bien ..
besitos
voy a ver ese pastel de espinacas ...

Vanadis dijo...

¡Plas, plas, plas, plas...!

Anónimo dijo...

Amiga, un relato precioso, de los que te dejan con una sonrisa después de haberlo leído, te deseo buena suerte y ojalá ganes el concurso, lo mereces.

Mil besos

"Ana"