sábado, junio 05, 2010

CENA FRIA


CENA FRÍA

“La carne rebozada, fría no vale nada mejor nos deshacemos de ella”

Desde la calle, se oía clara la voz del maître.

Esperó durante horas en las sombras hasta que con un chirrido la puerta se abrió. Dos hombres salieron con grandes bolsas.

Cuando la calle quedó desierta se dirigió hasta las bolsas buscando esa carne rebozada que habían descartado para el menú y, por un momento, volvió a sus cenas de empresa.

Dos lágrimas amargas rodaron por sus mejillas al comprobar hasta que punto una mala inversión, una crisis y un desfalco habían cambiado su vida para siempre

5 comentarios:

Lola dijo...

Es verdad amiga, la situación es tan precaria para tantas personas que ya no nos asombramos por nada, y tu escrito sobre esa precariedad es latente y diaria.
Me pongo triste al ver en televisión el tema de los parados, de la espera por las noches esperando delante de los contenedores de las grandes superficies, y me duele la desesperanza por que a eso ya hemos llegado.
Ahora, después de una vida casi vivida, y trabajada, que menos que poder respirar sin opresión en el pecho, sin temor al mañana por nuestros hijos, sin querer ver mas sufrimientos.
Ahora cada día me pregunto ¿hasta cuando?
Un beso amiga, gracias por contestar, y vive lo mejor que puedas, te lo has ganado. Lola

raqui dijo...

Dios mío, y pensar que ésto nos puede pasar a cualquiera....

Vale más no pensarlo, ufff.

Que bien te expresas guapisima.

Besos.

emilio dijo...

Muy bueno amiga. Triste pero real.
Que tengas suerte...
Por cierto, a mí que me encanta la carne rebozada fría... me recuerda bocatas en la playa cuando era crío. Hummmm... que ricos.

Un abrazo.

Marian Quirós dijo...

Fedri estoes el pan nuestro de cada dia ...y gente que tenía un gran fondo de armario y ..levan dos años dándoles vueltas y vueltas ....

El Oteador de los Mercados dijo...

Cuantas historias gemelas hay en lo que cuentas.