sábado, enero 28, 2012

LA PALABRA

Joderme- repite Micky saboreando la palabra  .
Cuando la palabra salió de su boca, formando una nubecilla, por el frío, Micky se volvió  para ver si le habían oído.
Tenía  los pelillos de la nuca erizados, por la emoción del momento.
Joderme! Repitió una vez más, para reafirmarse.
Nadie! La calle vacía le devolvió aun más  la confianza.
 Se había atrevido a decirlo…¡ Joderme!.- repitió.
De repente las luces se encendieron y contempló como  los espectadores le miraban serios, horrorizados, mientras los guardias de La Confederación se lo llevaban para arrojarlo al mundo exterior y desconocido que existía fuera, después de la gran conflagración
 Después. El silencio

1 comentario:

Marian Quirós dijo...

Querida amiga cuanto me alegro que vuelvas a deleitarnos con tus relatos ,sigue con ellos aunque tenga que leerlos dos veces jajajajaj
besos y no sabes lo que daria ppr estar contigo en tu city .