jueves, diciembre 11, 2008

EL TRONCO ( CUENTOS PARA LUCAS)

EL TRONCO

Los niños estaban jugando en el parque. Todo eran risas y alboroto.
Salían a jugar todas las tardes, después de comer, aprovechando los rayos de sol que había en aquella ciudad tan fría.
Normalmente durante los meses de noviembre diciembre y enero la nieve cubría las calles con un espeso manto y el sol apenas se asomaba detrás de las nubes, pero aquella tarde, el sol lucía en el cielo, por eso los niños habían salido a jugar.
Lucas le dio una patada a un tronco de madera que se habría caído de algún camión transportador de leña para las chimeneas.
Miró a aquel tronco y decidió guardárselo y enseñárselo a su abuelo Agapito.
Mira abuelito, mira lo que encontré, un tronco,
Ese tronco es bueno para la chimenea.- dijo el abuelo.
No, no quiero quemarlo, seguramente se escapo del camión para que no lo hicieran.
Pero Lucas, ¡los troncos no pueden pensar!
Este si, me lo ha dicho a mi
Agapito miró a su nieto y se echo a reír.
Que imaginación tiene este chico.- pensó
Y ¿que crees que quiere ser el tronco? Lucas
Puessssss puede ser muchas cosas. Pero creo que el quiere ser quiere ser…. Un soldado.
¿Quieres que le demos forma de soldado? Dijo el abuelo
Si, si vamos, vamos.
El abuelo entro en aquella habitación que Lucas pensaba que era mágica en que tenia sus herramientas. Y poco a poco fue saliendo de sus manos un soldadito
Durante todo el día siguiente jugaron Lucas y el soldado. Vencieron juntos mil batallas y por la noche Lucas soñó que el soldadito le libraba de una rata enorme que quería morderle, venciéndola y matándola.
Pero a la mañana siguiente… con gran asombro Lucas vio que el soldadito estaba tirado al lado de una gran rata muerta, cerca de la ventana.
Con todo cuidado Lucas cogió a su héroe y le quito las manchas dejadas por la asquerosa rata. Le curo las heridas lijando amorosamente los rasguños de la madera y no se separo nunca más de aquel soldado valeroso-

4 comentarios:

ameliadv dijo...

estas hecha toda una escritora,tendrás que publicarlos

Campanilla dijo...

me ha gustado mucho el cuento!seguro que a lucas también. Desde luego escribes muy bien
un besote

raqui dijo...

Que cuento tan precioso. Menuda imaginación tienes...

Yo quiero una abuelita como tu, buaaa.

Mil besos.

Yara dijo...

Me ha encantado el cuento!!!! Y seguro que a Lu tb. le pasa lo mismo en el momento en que se lo cuente!!! Ya estoy esperando el siguiente... Bsts, Suegri.